La Unión Europea avanza con el reglamento del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia

El Parlamento Europeo ha dado luz verde al reglamento que establece el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), que es el elemento central de los fondos Next Generation al llevar asociados 672 500 millones de euros –sobre los 750 000 totales– en préstamos y subvenciones disponibles para apoyar las reformas e inversiones emprendidas por los países de la Unión Europea. Una partida cuya gestión debe ser analizada en profundidad, pues puede implicar casi 60 000 millones de euros de ayudas directas para nuestro país (de los 140 000 previstos).

El documento, tras el capítulo de consideraciones previas, define el objetivo general del Mecanismo, que será “fomentar la cohesión económica, social y territorial de la Unión mejorando la resiliencia, la preparación frente a las crisis, la capacidad de ajuste y el potencial de crecimiento de los Estados miembros, mitigando el impacto social y económico de dicha crisis, en particular en las mujeres, contribuyendo a la aplicación del pilar europeo de derechos sociales, apoyando la transición ecológica, contribuyendo a la consecución de los objetivos climáticos de la Unión para 2030 establecidos en el artículo 2, punto 11, del Reglamento (UE) 2018/1999 y cumpliendo el objetivo de neutralidad climática de la UE para 2050 y de transición digital, contribuyendo así al proceso de convergencia económica y social al alza, a la restauración y a la promoción del crecimiento sostenible y la integración de las economías de la Unión, fomentando la creación de empleo de calidad, y contribuyendo a la autonomía estratégica de la Unión junto con una economía abierta y generando valor añadido europeo”.

Para ello, acota su ámbito de aplicación, estructurándolo en torno a seis pilares:

  1. transición ecológica;
  2. transformación digital;
  3. crecimiento inteligente, sostenible e integrador;
  4. cohesión social y territorial;
  5. salud y resiliencia económica, social e institucional; y
  6. políticas para la próxima generación (infancia y juventud), tales como la educación y el desarrollo de capacidades.

En este sentido, el primer punto tiene una importancia capital y la intención del MRR es que sirva para impulsar la Agenda 2030 y para establecer las bases para una recuperación sostenible. Por ello, tal y como detalla en el artículo 18, las medidas de transición ecológica incluidas en los planes estatales de recuperación y resiliencia –la puerta de acceso a esta herramienta de financiación- deberán representar un importe que suponga al menos el 37% de la asignación total del plan.

Asimismo, el reglamento incide en otros aspectos fundamentales, como las modalidades de la financiación de la Unión en el marco del Mecanismo y las normas para la concesión de dicha financiación. Si estás interesado en profundizar en él, aquí puedes encontrar el texto completo.

Contacte

Si desea ponerse en contacto con nosotros, envíenos un mensaje y le contestaremos lo antes posible.