486 es la cifra de kilos de residuos que generamos cada español al año. Los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística apuntan además, a que más del 48% terminan en un vertedero. En 2018 se reciclaron más de 47 millones de toneladas de residuos en nuestro país. Dos años después, casi 19 kilos fueron depositados en el contenedor amarillo, de envases de plástico y más de 19 en el azul, de papel y cartón. Este dato pone de manifiesto que se recicla más pero a la vez falta conciencia para lograr la “revolución circular”. Esta estrategia exige el nuevo modelo productivo basado en la sostenibilidad y las 7R: Rediseñar, Reducir, Reutilizar, Reparar, Renovar, Recuperar y Reciclar.

Los objetivos del Gobierno de avanzar hacia una España verde, digital, cohesionada e igualitaria van acompañados de una hoja de ruta que pasa por la estrategia de economía circular reflejada en la normativa de reducción de residuos e impulso de reutilización y reciclaje.

La primera ley en España que combata el desperdicio de alimentos

8 de cada 10 personas afirman que separan la basura en su casa. Dos millones más que el pasado año porque, como advierte el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, “no hay producto alimentario más caro que aquel que acaba en la basura”. Así lo declaró con el anuncio del Gobierno del impulso de la primera ley en España que combata el desperdicio de alimentos. Este paso será clave para mejorar la gestión de los desechos de los municipios y evitar sanciones de la UE. Las soluciones a la falta de recogida selectiva de la materia orgánica, seguirán el modelo de Francia e Italia. El equilibrio ambiental que exige el estado de emergencia climática, depende también de su aplicación.

Evitar que 1.300 millones de kilos de alimentos se tiren

Cada ciudadano tira 31 kilos de comida al año. Frutas, verduras, hortalizas y pan, son los alimentos que más se desperdician. Con esta ley se pretende evitar que 1.300 millones de kilos de alimentos se tiren sin consumir como ocurrió en 2020.

En esta línea, la Nueva Política Industrial Española 2030 incluye 850 millones de euros destinados a la implementación de la Estrategia Española de Economía Circular. Esto supone una “palanca para la modernización industrial”, como recoge el Plan de Recuperación centrado en los sectores de la construcción, la industria, los bienes de consumo, el sector agroalimentario, el del turismo y el textil.

Con estas medidas, se espera que en la próxima década se reduzca el impacto de emisión de gases de efecto invernadero del sector residuos por debajo de los 10 millones de toneladas de CO2.

Contacte

Si desea ponerse en contacto con nosotros, envíenos un mensaje y le contestaremos lo antes posible.