¿Te imaginas la ciudad de Madrid vacía? Sus habitantes corresponden casi a los más de 6 millones y medio de muertes que se producen al año por contaminación atmosférica. Hacer un balance del modo en el que nos movemos cobra especial relevancia en esta Semana Europea de la Movilidad.

Reforzar los servicios de bicicleta en diferentes comunidades, abrir este servicio para toda la ciudadanía de forma gratuita, como ha programado Madrid para los próximos días, o dar acceso a los peatones a grandes avenidas junto con actividades relacionadas con la sostenibilidad que incluyen chequeos de salud, no deberían ser una excepción en días de celebración.

“Movilidad sostenible, segura y conectada”

El tráfico unido al humo de la actividad de algunas fábricas tiñen de negro las urbes y convierte en irrespirable el aire urbano. Para evitar los niveles contaminantes de partículas superados por los marcados por la OMS, esta visión más keynesiana de intervención del Estado, en este caso de “economizar” el modelo con la implantación de medidas sostenibles, es la que los ciudadanos necesitamos todo el año.

La estrategia integrada en esta dirección en el Plan de Recuperación incluye en los fondos europeos la construcción de la movilidad del futuro con 2, de los 30 componentes adjuntados, dedicados a la movilidad.

Destaca el transporte ferroviario, con una dotación de 6.300 millones de euros. Con estas actuaciones está previsto renovar, mejorar y construir infraestructuras ferroviarias que faciliten los servicios a las personas, como los Cercanías por ejemplo, y el transporte de mercancías.

Con el foco puesto en conseguir un aire más saludable, estas políticas incorporan además una partida de 3.000 millones dirigidas al transporte público y la movilidad urbana, que suman otros 2.000 para la adquisición de coches eléctricos y sus infraestructuras.

Este presupuesto va acompañado de una serie de reformas que fortalecerán el marco normativo y la presentación del anteproyecto de Ley de Movilidad Sostenible y Financiación del Transporte. Pero, antes de su aprobación prevista en 2023, la “movilidad sostenible, segura y conectada” determina ya el presente y el futuro de las próximas generaciones, por lo que es imprescindible que el modo en el que nos movemos sea una prioridad y forme parte de la cotidianidad de las ciudades en las que vivimos el 55% de la población mundial.

Contacte

Si desea ponerse en contacto con nosotros, envíenos un mensaje y le contestaremos lo antes posible.