Conciliación

Los cambios sociales deben observarse en su conjunto.  La dimensión profesional/laboral no puede chocar con la educativa/familiar.  La escuela y el trabajo deben conciliar  y los horarios adaptarse para lograr un verdadero salario emocional que ponga en valor lo extrafinanciero en las organizaciones. La accesibilidad a las ciudades se agilizará y evitará contaminación, accidentes, estrés… Nuevos puestos de trabajos se crearán.

La escuela debe exigir esfuerzo al alumno por que a los docentes (como el valor a los soldados) se les supone. Sin embargo el éxito no deviene solo de la competitividad. La colaboración se antoja una herramienta extremadamente productiva que crea y amplifica el valor de las personas. Todos tenemos cabida en el mercado: desde los especialistas hasta los generalistas.

Y romper paradigmas será la clave del desarrollo sostenible ¿trabajo en equipo? ¡a lo mejor no para todos! ¿Diversidad? ¡Por supuesto! En un mundo complejo, cuantos más puntos de vista se aporten, más probabilidad tenemos de encontrar una solución a un problema y se optimizará la gestión de riesgo pero ¡atención! el peligro en caer en la caricatura también existe. La diversificación es un medio para lograr el éxito ¡no un fin en sí mismo!

Podríamos caer en lo ridículo: como seleccionar una orquesta de música en función del sexo, la raza, la nacionalidad o los credos de sus componentes y no por su calidad musical.

Contacte

Si desea ponerse en contacto con nosotros, envíenos un mensaje y le contestaremos lo antes posible.